Travesía de regreso a colombia… Comienzo de la crónica!

31 07 2010

TRAVESÍA DE REGRESO A COLOMBIA

Hoy hace una semana que comenzó mi viaje de regreso a Colombia. En esta serie de pequeños relatos que narran la crónica de mi viaje de regreso a mi país, Colombia, tras una experiencia inolvidable de intercambio. (travesía que incluye el paso por Argentina, uruguay, Brasil, Bolivia y Perú) (llegada a Colombia: 18 de Agosto)

Imposible empezar sin agradecer a todas las personas involucradas en mi experiencia en CHile y al país mismo por acogerme de una gran forma. Sólo me queda satisfacción, buenas experiencias y aprendizajes miles!!!
Notas: cada día deja un aprendizaje.. que escribo al final de cada uno.

EMPECEMOS!

………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Hoy escribo desde Santa María, Brasil, una semana tras empezar el viaje. Se aceptan comentarios, buenos deseos, sugerencias, de todo!

Dìa 0 – viernes 23/jul (la despedida) Santiago de Chile

Un día precedido por una semana muy agitada tanto  en el trabajo, en mi vida y con mis amigos.
Fue el día de las despedidas. Mi experiencia en CHile se acababa y la agitación me impedía procesar la nostalgia y tristeza de la partida.

En la tarde fue mi despedida del trabajo. CORPAM (corporación de ayuda al paciente Mental) me dejó muchas enseñanzas y satisfacciones; Es increíble sentir el agradecimiento de las personas que trabajaron conmigo, y ahora tengo mucha expectativa para ver qué tan bueno fue mi impacto en la organización y si realmente se generará un desarrollo a largo plazo.

La noche la dejamos para los amigos. Despedida múltiple de cuatro extranjeros que estábamos de intercambio, conmigo incluido. Muchas personas conocidas (de forma física y espiritual también) que hicieron parte de mi vida en estos cinco meses y medio. Muchos buenos mensajes, abrazos, palabras, sollozos.

Aprendizaje de hoy:las despedidas traen tristeza y nostalgia, pero siempre la alegría de haber conocido a buenas personas será mayor a la tristeza que se produce al tener que dejarlas.

Día 1 sab 24/jul – Santiago de CHile

El viaje hacia Argentina estaba empezaría en este día, pero el paso hacia Mendoza estaba cerrado desde hacía dos días atrás por mal tiempo (nevadas que cerraban el camino). así que a devolverse a la casa a descansar, empacar mejor la maleta y seguir preparando el viaje.

Aprendizaje de hoy:
SI no puedes modificar los inconvenientes que se te presentan, relájate y adáptate.

Día 2 domingo  25/jul – Santiago de Chile

Me quería ir cuanto antes de Santiago, así que madrugué para ir al terminal. Antes de eso me cercioré de que estuviera el paso abierto. Sin embargo, una reflexión del sentido común me hizo quedarme durante este día en Santiago (recién se abría la carretera y estaría lleno de trancones, gente haciendo filas, y no querría esperar horas y horas a temperaturas extremas en la cordillera). Así que fue un buen día de paseo por la ciudad, un día soleado, alegre y con buenos amigos. Lo mejor para despedirme de la ciudad que me acogió todo este tiempo.

Aprendizaje de hoy:
Paciencia.  Te ayuda a vivir tranquilo y mejor.

Día 3 Lun 26/jul – Argentina

La tercera es la vencida!!! Finalmente pude viajar hacia Argentina. Valió la pena esperar pues hubo un día muy soleado, con menos filas de carros, más tranquilidad.
hermosos paisajes adornados por al cordillera nevada. Novedad absoluta para mí.

El día transcurrió viajando en bus, pues toda la tarde viajé en el trayecto hacia Mendoza, Argentina, y recién llegué en la noche hice la conexión del bus para ir a Buenos Aires.
Las estadías de los viajes en bus dan tiempo también para la reflexión y para contemplar los paisajes del país.

Aprendizaje del día:
SI a la primera no sale, ni a la segunda, la tercera es la vencida! inténtalo!

Día 4 mar 27/jul -Buenos Aires, Argentina.

Llegué a Buenos Aires en la mañana tras como 22 horas de viaje desde Santiago. el buen clima acompaña mi viaje así que hacía un día bonito. De inmediato contacté a mis amigos de AIESEC que me acogieron con calidez a mi llegada.

Dediqué la tarde a recorrer a pié la ciudad y ver “la milla de museos”, un paseo dentro de la ciudad donde se encuentran muchos museos y monumentos que dan un toque característico a esta capital. Me llamó mucho la atención cuando visité el museo nacional de Bellas Artes. Un buen contacto con algunas obras de pintura y escultura francesa, española e italiana.
QUé impresionante la perfección que alcanzan estas obras y la manera como emulan la realidad!; en colores, texturas, formas.

La noche parecía que sería tranquila, pero al final me encontré con buenos amigos para salir y conocer la vida nocturna bonaerense.  Al final de la noche volví a casa para dormir. Tocaba y tocaba el timbre esperando a que me abrieran, pero no funcionó. Así que viví mi primera vez durmiendo en la calle, a las afueras del edificio, jaja. Fue divertido, aunque un poco frío, jeje!

Aprendizaje del día:
¿QUé estamos haciendo para que menos personas tengan que dormir en la calle?

Día 5 mie 28/jul – Uruguay

Un buque me transporta temprano en la mañana desde Buenos Aires hasta Colonia del Sacramento, Uruguay.
El entorno del país uruguayo me hace sentir muy bien, cómodo, con tranquilidad. Colonia es un pueblo lindo de recorrer pues tiene vestigios de los asentamientos portugueses del siglo XIII, así que por momentos uno se siente transportado a otra época.

Las personas son amables y lo atienden con buenos gestos a uno. Eso me gusta mucho. El día transcurre mientras yo me dedico a recorrer a pié el pueblo.

Al final de la tarde tomo el bus a Montevideo. nos varamos a mitad de camino peor rápidamente llega un nuevo vehículo para transportarnos. Minutos tras llegar al terminal me recoge mi amiga “uruguasha” que me hospedará. A Mariana recién la conozco, pues sólo nos habíamos comunicado virtualmente y por teléfono.

En menos de tres horas conozco  a unas buenas personas uruguayas que rompen con la rutina del miércoles en la noche (donde se sale poco) y se reúnen conmigo a tomar grapamiel (alcohol mezclado con miel), hablar de la vida y reirnos un poco. Me siento a gusto.

Termino el día dándome un merecido descanso en la cama.

Aprendizaje del día:
no tienes que esperar a conocer a alguien por años para ser amable y acercarte a él.



Día 6 JU 29/jul -Montevideo, Uruguay.

No se puede decir que se alcanza a conocer una ciudad en un día, y mucho menos su gente y la dinámica de la misma, así que lo que diré son pequeñas percepciones con las que me quedé durante un día en Montevideo.

Temprano en la mañana salimos mi host, su roomate y yo a comprar bizcochos a la panadería cercana. Es muy típico desayunar con bizcohos (pastelitos de diferentes formas y sabores).
a mediodía comienzo a conocer la ciudad y recorro la avenida principal (18 de Julio);
A pesar de ser el punto principal de tránsito de Montevideo, no es tan movido como otras ciudades. eso me refuerza la idea de que en Uruguay hay mucha tranquilidad.

Almuerzo un chivito (como un sandwich de carne, lechuga, tomate, papas). La tarde la dedico a pasear por ciudad vieja y el centro, descubriendo unos bellos rincones de la ciudad que son escenarios perfectos para fotografiar y además llevarse buenos recuerdos. la plaza, el mercado, la rambla, el muelle, etc.

Los uruguayos que me acompañaron durante el día realmente me demostraron la calidez de este país.

En la noche cambié la posibilidad de salir a fiesta por una interesante charla con mi amiga uruguaya.  Fue la mejor elección.

Aprendizaje de hoy:
Escucha con atención las historias que las personas tiene para contar. Siempre tiene algo interesante por decir.

Día 7 VIE 30/jul – Frontera uruguay/Brasil

Llegué con un minuto de retraso  (a las 5:46 am) al terminal para tomar el bus que me llevaría a Rivera, en la frontera con Brasil, y ya había salido, así que me dejó. Rápidamente debí tomar un taxi que se adelantara al bus para poder tomarlo en otro punto de la ciudad, antes de que saliera definitivamente de ella. finalmente lo logré.

Durante el viaje disfruto de los paisajes uruguayos que se componen básicamente pro extensas praderas o regiones planas con algunos árboles. el viaje va haciendo su impacto y ando con una pinta desaliñada y mis ropas un poco sucias. Es parte del paseo.

Llego a mediodía a Rivera, ciudad uruguaya que hace frontera con Brasil. Bueno, la mitad de la ciudad es Rivera (Uruguaya) y la otra mitad es Sant`ana do livramento (Brasileña). E día de hoy había cumbre binacional entre Lula y el Pepe Mojica (presidentes de Brasil y Uruguay respectivamente) así que la ciudad estaba muy movida. Gracias presidentes por venir a recibirme, jaja.

Fue extraño mi paso por la ciudad. La mitad uruguaya funcionaba como un día normal y la otra mitad, la brasileña, disfrutaba de un día feriado, así que todo el comercio estaba cerrado y las calles desiertas. Los free shops de la frontera estaban abarrotados por brasileños consumistas que prácticamente saqueaban las tiendas con sus compras desmesuradas.

Fue un día dodne hice mucho ejercicio. tuve que caminar mucho con mi equipaje de alrededor de 20 kilos de peso. 3 cuadras para salir al centro desde el terminal. 12 cuadras más para ir a la oficina de migraciones de Uruguay. Otras 15 cuadras para ir a migraciones de Brasil. Otras 5 cuadras para tomar un taxi. Sabiendo que la ciudad es un punto de paso de turistas, ¿por qué no tiene un poco de sentido común y ponen cerca las oficinas de migraciones de ambos países y a su vez éstas con los terminales?  me habrían ahorrado el espasmo muscular en la espalda.

En Rivera sólo me tomé las fotos respectivas para documentar el viaje y ya. El resto del tiempo me lo pasé haciendo los trámites migratorios y tratando de hacerme entender con mi portugués básico (portuñol más bien).

Al final del día viajé desde el Rodoviario de Rivera hacia Santa María, al sur de Brasil. Primera vez en el viaje que llego a un clima un poco cálido. Primera vez también que me reencuentro con uno de los amigos que hice en Chile, que en esta ocasión es mi host en Santa María.

Lo mejor de toda la jornada fue encontrarme en la noche con mis buenos amigos de Manizales que están de intercambio en la ciudad, tras medio año sin verlos. Nunca habría pensado que los volvería a ver en un país diferente a Colombia. Me siento muy contento. (nota: Impresionado pro la belleza de las mujeres brasileñas. Adonde uno voltee encuentra un deleite para los ojos)

Aprendizaje del día:
Apuesto a  que lo que te pasa hoy en tu vida, nunca te lo hubieras imaginado un año atrás. En caso de que sí lo hubieras podido imaginar, lo siento por ti, por no dejarte sorprender más a menudo de la vida.

Anuncios




Palabras para el camino

12 07 2010

Cuando viajamos o nos aventuramos a conocer experiencias, lugares o personas nuevas, nuestro camino necesita de palabras constantes que nos motiven a recorrerlo.

Para todos ustedes comparto unas buenas palabras, en poesía, de Pablo neruda, poeta chileno.

poema 1: muere lentamente

poema que nos motiva a enfrentar la incertidumbre y vivir!!!

poema 2:  que despierte el leñador

poema por el que Neruda gnó el premio internacional por la paz en 1950.

—————————————————————————————————–

MUERE LENTAMENTE

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.

Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.

Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos…
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!

¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

————————————————————————————————-

« Que despierte el leñador » VI


Yo aquí me despido, vuelvo
a mi casa, en mis sueños,
vuelvo a la Patagonia en donde
el viento golpea los establos
y salpica hielo el Océano.
Soy nada más que un poeta : os amo a todos,
ando errante por el mundo que amo :
en mi patria encarcelan mineros
y los soldados mandan a los jueces.
Pero yo amo hasta las raíces
de mi pequeño país frío.
Si tuviera que morir mil veces
allí quiero morir :
si tuviera que nacer mil veces
allí quiero nacer,
cerca de la araucaria salvaje,
del vendaval del viento sur,
de las campanas recién compradas.
Que nadie piense en mí.
Pensemos en toda la tierra,
golpeando con amor en la mesa.
No quiero que vuelva la sangre
a empapar el pan, los frijoles,
la música : quiero que venga
conmigo el minero,
el abogado, el marinero,
el fabricante de muñecas,
que entremos al cine y salgamos
a beber el vino más rojo.

Yo no vengo a resolver nada.

Yo vine aquí para cantar
y para que cantes conmigo.

Pablo Neruda. Canto General IX.
Escritor chileno (1904-1973). Premio Nobel de Literatura (1971)