la vida es dar un paso tras otro.

29 03 2010

la vida es dar un paso tras otro… Pasos son los que he ido dando.

Uno que me llevó a un lugar diferente de mi ciudad, otro que permitió que conociera a una persona maravillosa, alguno  hizo que aprendiera una importante lección;  el día pasado di un paso que me abrió una gran oportunidad y ahora éste hace que viva una experiencia inolvidable.


Son los pasos los que me han llevado a estar aquí, en otro país, lejos de mi hogar pero siempre consciente de los objetivos que persigo, las metas que quiero alcanzar y las experiencias que quiero vivir. Ya son casi dos meses fuera de Colombia, tiempo valiosísimo con respecto a todas las cosas que he ido ganando, a los lugares conocidos y sobre todo a las personas que han entrado en mi vida y a aquellas que me he dado cuenta que me valoran y que mantienen pendientes de mí.

Cada minuto de vivir esta experiencia hace que valga la pena.  cada uno llega con tal intensidad y tal novedad que se van sumando unos con otros haciendo  que el tiempo pase con velocidad.

Recuerdo la travesía que emprendí al comenzar la experiencia, viajando más de 108 horas en BUS desde COlombia, recorriendo un trayecto de más de  6000 kms por tierra, atravesando 4 países y llegando a Chile pasados 11 días de viaje;  luego el asombro por un nuevo lugar, nuevas personas, nuevas costumbres; el sentimiento de ” soy responsable de mí mismo”  ese que sólo tenemos enteramente cuando te encuentras lejos de todas tus personas cercanas, pero asombrarse y sorprenderse por la cercanía que vas construyendo con algunas otras muy interesantes.

Pasar por la adaptación a hábitos y costumbres diferentes y enfrentarse a lo que nunca, ni por un minuto, estaba contemplado, una catástrofe natural: El terremoto del 27 de febrero,  son experiencias indelebles en mí. Ver el proceso de las personas enfrentando la adversidad, el pánico, la angustia, el miedo, y a su vez  la solidaridad, el nacionalismo, la ayuda.

Contrastes, todo han sido contrastes, y ante todo, APRENDIZAJES, esos que pueden pasar desapercibidos por delante del caminante desprevenido, pero que marcan la vida de quienes caminamos reflexionando, mirando lo que pasa,  interactuando.  aquí, algunos de los que surgen de las experiencias cotidianas:

– Lo más importante al viajar no son los lugares preciosos, las monumentales edificaciones o  las asombrosas urbes, mas lo constituyen las personas que conoces y sus culturas, que dinamizan los lugares. Eso lo comprendes cuando al dejar una ciudad o país recuerdas  más los cinco minutos de conversación con los amigos que conociste, o las personas interactuando en medio de la calle, que la gran iglesia frente a la cual te tomaste una foto.

A tu alrededor siempre hay personas que te valoran y están pendientes de ti <no importa si estás en otro país> !Hay que atesoralas! (decenas de llamadas, mensajes, comunicados y saludos recibidos tras el terremoto en CHile)

Y así, experiencias, una tras otra, van dejando de qué hablar. Les seguiré contando aquellas que la vida, y el tiempo me van trayendo.

Jorge Alejandro García R.

Santiago, Chile. Marzo 28 de 2010

PD: Disfruten algunas fotos que me han gustado!!


Anuncios